sábado, 6 de junio de 2009

BILL & JONES. PASIÓN GEOMÉTRICA


Históricamente el concepto de subjetividad ha estado ligado al arte. Durante mucho tiempo éste fue su único motor, indisociable, resignando a la obra artística al capricho sentimental en turno del autor. No todo el tiempo ha sido así. Si bien mucho del arte producido entre el renacimiento y las primeras vanguardias se decanta claramente por esta postura donde el sentimiento impera ensombreciendo otras cualidades esenciales de la pintura, fue a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando se comenzó a reflexionar de nuevo sobre un carácter más objetivo en la producción artística, sin que esto comprometiese la expresión plástica y frescura creativa necesarias una pintura moderna.


Fue sin duda en la Bauhaus donde este pensamiento cobró mayor fuerza. Artistas como Paul Klee o Wassily Kandinsky, expresaban en sus respectivas teorías una nueva manera de hacer arte, basada menos en el sentimiento subjetivo y más en una objetividad basada en sistemas compositivos de elementos abstractos que dotaban de nuevo a la pintura de una autonomía de la cual había sido despojada.


Consecuentemente uno de los artistas que más dejaría clara esta postura de hacer arte sería el arquitecto, pintor, escultor, diseñador gráfico, tipográfico e industrial y publicista suizo Max Bill en su “arte concreto”. En “Quince variaciones sobre un mismo tema” de 1938 Bill muestra la versatilidad y complejidad de una pintura basada en la geometría como respuesta al escepticismo de varios sobre la incompatibilidad entre arte y matemática.


En su texto “el pensamiento matemático en el arte de nuestro tiempo” de 1949 cristalizaría dicha teoría. A continuación se muestra un fragmento de dicho texto transcrito en su peculiar manera de escribir únicamente en minúsculas:


"a mi parecer, es posible desarrollar un arte basado en gran parte en un pensamiento matemático. contra esa noción, enseguida se levantan fuertes objeciones. se sostiene que el arte no tiene nada que ver con la matemática, que es un tema árido, ajeno a lo artístico y propio del pensamiento, que, en sí, es poco amiga del arte. sólo el sentimiento es importante para el arte, en cambio, pensar es algo nocivo. ninguna de estas opiniones es correcta, pues el arte necesita por igual del sentimiento y del pensamiento. como ejemplo conocido puede citarse siempre a johann sebastian bach, quien creó obras perfectas dando forma a la materia 'sonido' justamente con medios matemáticos. en su biblioteca había tanto escritos teológicos como matemáticos, en un época en que todavía no se recurría (y ya no lo haría más) a la matemática como factor formativo en el proceso de figuración. en este contexto debe señalarse el papel que ha jugado paul klee, cuyo “pensamiento icónico” nace de una lógica de la imagen que acusa a todo los elementos de doctrinarios, donde se manipulan imaginativamente las regularidades del plano.

es necesario destacar una y otra vez que uno de los rasgos esenciales del hombre radica en pensar. el pensamiento permite ordenar los valores emocionales de forma que de ellos surjan obras de arte. pero el elemento-primigenio de toda obra plástica es la geo-metría, la relación de las posiciones en el plano o en el espacio. por tanto, del mismo modo que la matemática constituye uno de los medios esenciales del pensamiento primario, para conocer el mundo también son sus elementos fundamentales: una ciencia de las relaciones, del comportamiento de cosa a cosa, de grupo a grupo, de movimiento a movimiento. y porque contiene estas cosas fundamentales y establece entre ellas una relación dotada de sentido, es natural que tales acontecimientos se representen convertidos en imagen."


Recientemente encontré, a una década de haberlo visto por primera vez en la “Mostra de València”, un vídeo del director estadounidense Chuck Jones. El cortometraje “The Dot and the Line: A Romance in Lower Mathematics” de 1965 (el cual gano el oscar de mejor cortometraje animado ese mismo año) es una adaptación del libro homónimo de Norton Juster. Este vídeo explica de manera muy clara todo lo comentado anteriormente. No diré más, es simplemente una obra de arte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores